miércoles, 28 de mayo de 2008

Sunshine Coast

Nuestra marcha de la casa de Ian y Debbie fue lo mejor que pudimos hacer...
Después de dar por finalizado nuestra experiencia haciendo wwoofing, decidimos pasar al menos un par de días en la ciudad de Noosa. Sus playas o los paseos por Noosa National Park me recordaban a Byron Bay, pero la pequena o gran diferencia entre estos dos lugares es que mientras en Byron Bay todo era muy hippie, en Noosa todo era muy "chic", solo había que ver las casas o los barquitos. Vacaciones para gente con mucha pasta. Los precios pueden duplicar o triplicar los de cualquier otro sitio!!







Noosa es otro de los sitios famosos por sus playas para hacer surf, así que como Annette es una experta en el tema y teníamos tablas gratis en el hostal, aproveché para probar este deporte nacional. Tengo que confesar que solo conseguí estar a remojo como los garbanzos... una ve a toda esa gente surfeando y se piensa que es fácil ...pero tiempo al tiempo, quizás esta sea la primera de muchas veces ;-)









Bueno como hasta el jueves no podíamos marcharnos y Annette tenía muchas ganas de ir al famoso zoo de Australia del conocido y "mítico" cazador de cocodrilos Steve Irwin, pues allá que nos fuimos. Para aquellos que estáis por aquí o pensáis ir, el zoo está a medio camino entre Brisbane y Noosa, pero desde Caloundra hasta Noosa hay transporte gratuito al zoo ;-) La verdad es que en principio no me hacía mucho la idea, prefiero ver a los animales en plena naturaleza y de manera casual, más emocionante :-) pero mira... Ahora ya sé que no se me va escapar especie autóctona por ver en este país, además de tener la oportunidad de tener entre mis brazos a este pedazo peluche... ¿me lo llevo?












Y desde Noosa hasta Hervey Bay, uno de los puntos de partida hasta Fraser Island, la isla más grande de arena del mundo!!! Los aborígenes la llaman "Gurri" y representa una mujer cuyos ojos, los lagos que hay en la isla, reflejan el cielo azul; y se dice que está habitada por animales para no sentirse sola.
Allí alquilamos un 4x4, y la misma agencia se encargaba de agrupar a gente para completar el vehículo. El día anterior nos juntaban para conocernos, hacer la compra, darnos el mapa y sobre todo unos cuantos consejos sobre la isla a tener en cuenta: como hora en las que subía la marea y a las que NO podríamos conducir pues si metíamos el coche por el agua salada nos cargaríamos el motor, el asunto de los dingos y el peligro de los banos en el océano, pues estaba infestado de tiburones...casi na!!!
Y ahí comenzaba nuestra aventura de fin de semana en la isla... A nuestra llegada, el camino de arena trancurría entre una selva y a momentos parecía que íbamos a volcar. Por fin alcanzamos la highway, esta pedazo autopista al lado del océano que por supuesto era de arena ;-)














El viento y el oleaje seguro que pondrían largos los dientes a cualquier surfista pero por supuesto no había nadie banandose...a ver quien es el valiente... Los banos los dejamos para algunos de los lagos que habia en la isla. El más impresionante , Lake Makencie, un lago de agua dulce,en medio de toda la vegetación,con una agua que podías verte los pies y una arena blanca y fina...un verdadero paraíso!!!


















Para poner un poco más de emoción a esta aventura surgió el dilema en el grupo...Se suponía que no debíamos ir más allá del famoso Maheno, las ruinas de un barco de 1935, porque podrían pillarnos las mareas, pero algunos habían oído hablar a otros grupos que habían llegado sin más problema más al norte hasta Indian Head desde donde se podría ver una panorámica de toda la highway y de las Champagne Pools. Esta es una zona llamada así porque las rocas habían formado como una especie de piscinas donde el oleaje rompía con mucha fuerza formando un montón de espuma. Para colmo el debate se avivó tras encontrarnos a unos del lugar que también nos animaron a tal hazaña diciendo que tendríamos tiempo suficiente, pero claro está no todos estaban dispuestos a arriesgarse y perder la fianza del coche si salía mal. La tensión se mascaba en el aire, era parte de la aventura, habíamos escogido ese viaje, no uno preparado con guía así que finalmente decidimos irnos. Finalmente no tuvimos ningún percance y desde luego mereció la pena :-)


Por la noche, un poquito más de emoción porque la segunda noche acampamos en la playa. Enseguida se nos hizo completamente de noche, así que con solo dos linternas cenamos como pudimos, pues una estaba en el plato y otra en nuestra espaldas...aquello estaba lleno de dingos que se estuvieron paseando a sus anchas todo el tiempo entre nuestras tiendas de campana! 


Y aquí acaba la aventura de Fraser Island y mi viaje con Annette, pues ella continúa su camino hacia el Sur y yo hacia el Norte, buscando cada vez mas calorcito...;-)




















4 comentarios:

luisma dijo...

aussie,tu blog es ua pasada,cuando regreses a casa vas a creer que la aventura fue un sueño,exprime todo el limon y se feliz,many kisses

aránzazu dijo...

yo quiero, yo quiero!!!!!!!!!!!!

nachete dijo...

yo tambien aranza, yo tambiennnnnnnnnn

nachete dijo...

Parecen fotos de la nueva pelicula de Spilberg
"Gracia Jones y la ultima cruzada"