jueves, 24 de abril de 2008

The Great Ocean road

El lunes salimos desde Melbourne en nuestro coche "compact " y fue muy gracioso porque queríamos alquilar uno tamano mediano porque con las 4 pedazo mochilas que llevábamos, la tienda de campana y sacos de Sabrina y Meike, y demás bolsitas no nos iba a valer uno cualquiera! Nuestra sorpresa llegó cuando vimos que el coche que nos dieron....sí, realmente era "compact", no sabíamos donde meter las cosas, nos salían las bolsas por las orejas...así que ha sido toda una experiencia conducir por primera vez por la izquierda, con un automático y sin ver absolutamente nada por el cristal de atrás!

La Great Ocean Road comienza al poco de dejar Melbourne, desde Torquay hasta Warnamboll. Esta va por toda la costa y las vistas de las playas y acantilados es impresionante. En el trayecto se atraviesa el Parque Nacional de Cape Otway, un bosque todo lleno de eucaliptos, en los que si te fijabas en las ramas más altas podías ver algunos koalas. En varias ocasiones paramos el coche porque a pesar de que Sabrina y Meike llevan ya varios meses aquí, aún no habían podido ver ninguno. El camino no era largo aunque tardamos bastante porque además de las muchas paradas que hicimos, los límites en la carretera eran bastante reducidos y había que tener cuidado con que ningún canguro u otro animal de la fauna australiana se te cruzara en el camino. Hicimos alguna excursión por el parque Otway pero lo más impresionante del recorrido por la Great Ocean Road fue cuando llegamos a "Los 12 Apostoles", unas formaciones rocosas que de la erosión se han ido separando de la costa y ahora quedan en medio del océano. Es uno de los sitios que a pesar de haberlo visto antes en fotos y postales cuando llegas...creo que no puedo describirlo....infinitamente mejor.
       

















El último punto del recorrido, Warnamboll, en el que desde ciertos puntos de la costa se pueden ver ballenas aunque nosotras no hemos tenido suerte porque la época de verlas es de Junio a Septiembre...quizás en otra ocasión, quién sabe... :-).
Después de recorrer toda la costa aún nos quedaban días para aprovechar, pues habíamos alquilado el coche para 4 días, así que nos desviamos un poco del camino y nos fuimos hacia el interior, a la montana. The Gramphians, era una zona muy rocosa y con un montón de itinerarios para hacer. Nosotras escogimos uno que atravesaba el Gran Canon y nos llevaba hasta un mirador.
Estos días han sido geniales porque a pesar de que el tiempo suele ser muy inestable en esta zona, hemos tenido muy buen tiempo y como estamos fuera ya de temporada también había muy poca gente. Un dato curioso, esto esta lleno de alemanes pero de espanoles...aun no he visto ninguno...El ano pasado se registraron 1.035 alemanes en The Gramphians y tan solo 25 espanoles!!!



















Hoy abandonamos ya el estado de Victoria para entrar en el de South Australia, y en medio del recorrido paramos en un pueblo, Mount Gambier, que nos habían recomendado. En este pueblo hay tres craters, en dos de los cuales se han ido formando dos lagos, el más famoso es Blue Lake, aunque sinceramente no nos impresionó mucho, aunque nos valió para dar una vuelta alrededor del lago y estirar las piernas.
Increíblemente después de 3 días tan solo habíamos recorrido la mitad del camino, y al día siguiente a medio día tenemos que estar en Adelaide para dejar el coche, así que decidimos continuar el camino y hacer noche en algún otro pueblo mas cerca del destino, y así hemos llegado esta tarde a Robe.Un pueblecito costero del que no esperábamos mucho mas que el de hacer noche aquí, sin embargo explorando un poco la zona hemos encontrado un camino que bordeaba la playa y puedo deciros que ha sido uno de los atardeceres mas bonitos que he visto. Esto es lo bueno de llevar coche, que puedes parar donde quieres y a veces lo mejores sitios no son los mas turísticos.





2 comentarios:

aurë dijo...

Saludos viajera!

Hay que joderse lo mal que te lo estás pasando. Para sufrir tanto, mejor no haberte ido, eh? ;)

Los 12 Apóstoles, por lo que cuentan y cuentas, deben ser absolutamente impresionantes.

Ya tengo ganas de que nos cuentes más etapas del viaje.

Un beso.

P.S.: Me has puesto los dientes tan largos que, si me levanto ahora de la silla, rayo el suelo. Voy a buscar una lima...

gr_nb dijo...

Que bien que me esteis siguiendo en el blog!!! Espero que os guste... ;-)
Un beso